domingo, 8 de diciembre de 2013

Un invierno que no se va

Sentí que nos habíamos visto antes,
de otra vida, desde hace tiempo,
la primera noche en que te conocí...

Es un invierno que sigue en mí,
yo sigo soñando con verte una vez más,
y sueño con los mejores días de mi vida, mis 30 días contigo
Y siento que los dejé ir.

Es el frío, es la noche,
es el sabor de un café o un vino,
Es la luna, son los gatos,
Es el viento, son los árboles, es un parque...

Estás en todos lados,
estamos juntos de la mano,
nos besamos una vez más

Me miras con tanta ternura.
No se cuánto tiempo más durará
éste invierno en mí,
No quiero olvidar nada, ni un segundo juntos.

Quisiera tanto que estés aquí.


Estefanía Rodríguez * Tefy Alba





2 comentarios:

carlitanperu dijo...

Interesante, como el invierno en algunos puede significar ese momento de vacio, cuando la otra personas que creiamos era nuestro reflejo en el agua, nuestra.clave de sol, uno.de nuestros motivos para sonreir, ya no lo.es. Quiza en ese momento es.cuando debemos despertar y evitar caer en un abismo de desolacion interior, porque no.se.puede vivir, mas que atado a un sentimiento, atado a una ilusion o costumbre. Invierno tenemos que reinvindicarte jejeje Besos mana y sigue asi:)

Anónimo dijo...

siempre con esa forma tan tuya de hacernos temblar al reconocer un sentimiento teffy, el invierno en el alma y el recuerdo en el corazon, sigue asi mi amiga poeta!

Nat :)