viernes, 3 de diciembre de 2010

Muchacha efímera

Yo era, yo soy,
esa rosa llena de espinas
que no desea más caricias
porque luego dolerán...

Yo era, no, yo soy
aquella muchacha que dice
NO creer en los hombres
pero que creía tanto en uno
como si fuese ella misma,
que se entregó completamente a esa noche
a aquel inmortal que la abrazaba tan fuerte...

Yo era, no, yo soy
esa muchacha "efímera"
que resolvió tomar un poco de inmortalidad
para ver más noches de luna llena,
para amar más el mar, el sol, el verano
para odiar más el invierno, la lluvia y setiembre
para vivir recordando,
recordándote eternamente
mientras tú me pierdes con cada día.


Estefanía Rodríguez Palacios * Tefy Alba



3 comentarios:

Emilio Espinal dijo...

quien te pudiera abrazar como la noche lo hace? ese sería un amor de cuento...

Jose Jaime dijo...

Como se dice en el poema fue algo corto, intenso, pero vacío. Las relaciones duraderas llegarán.

Abrazo

. dijo...

No obstante, seguís en pie... No dudes que la felicidad sonríe a quien enfrenta valeroso la tempestad, efímera, hoy sos rosa espinosa, mañana suprema orquídea llena de absoluta beldad...